nombre banner
nombre banner
nombre banner
nombre banner
nombre banner

Ruido en las aulas

Miercoles, 04 de Abril de 2018 10:35:32
¿QUIERES COMPARTIR ESTE CONTENIDO EN REDES SOCIALES? Personaliza las cookies desde AQUÍ

Ruido en las aulasArtículo de opinión de la compañera y miembro del Secretariado Nacional del STEC-IC, Yanira Troya Montañez, en el que se abordan las condiciones en las que se imparte docencia actualmente en los centros educativos, con especial incidencia en el elevado número de alumnos por aula y la falta de plantilla docente.

 

Ruido en las aulas

 

Yanira Troya Montañez *

 

En un momento de la historia de la educación en el que nos bombardean con metodologías diversas, todas bienvenidas y siempre dispuestas a ayudarnos en el noble y complejo arte de educar, quizás sería necesario cuestionarnos el orden de las cosas.

 

Cierto es que la relación profesor/a-alumno/a, por suerte, ha cambiado y el miedo está ya bien lejos de los espacios educativos. Es más, como docentes, hemos logrado establecer vínculos de corazón a corazón con ellos/as, quienes -más allá de asimilar conceptos y manipular contenidos- necesitan ser escuchados/as, comprendidos/as y tenidos en cuenta. En realidad, todos/as lo necesitamos.

 

Por tanto, hemos entendido que su participación en el aprendizaje es fundamental para que este se dé de forma real y significativa o, lo que es lo mismo, para que perdure y algún día, en algún punto del singular sendero de cada persona, sirva para algo. Es más, poniendo mayor sensibilidad en el acto de educar, hemos logrado darnos cuenta de que su aportación es esencial, logrando evidenciar que esto del aprendizaje no es un hecho uni-direccional.

 

Me atrevo a escribir en estos términos porque, como docente, lo vivo en mi propia piel y como compañera me consta que pocos/as docentes existen (no he conocido a ninguno/a) a los que no les interesan las personas con las que trabajan. Siempre buscando recursos, inventando fórmulas para despertar la curiosidad, siempre tratando de lograr que se sientan bien y siempre queriendo sorprender (con mayor o menor acierto). Siempre estudiando otras maneras de explicar porque 3 alumnos no entendieron nada, 10 lo hicieron a la mitad, otros 10 lo captaron tan rápido que comenzaron a aburrirse y 7 no están motivados o no han encontrado razón para hacerlo todavía. Siempre tratando de dar lo mejor que se tiene y nunca rindiéndose. Estos/as son los/as docentes que tenemos en nuestra escuela, estos son los/as docentes que somos y, sinceramente, yo no quiero otros.

 

No quiero otros, pero sí quiero que nos quieran bien. Quiero que se nos escuche y, además, quiero que nos comprendan, no tratándose de un capricho. Resulta que somos los encargados de velar por uno de los pilares básicos de la sociedad: la educación y lo hacemos con gusto y con un gran sentido de la responsabilidad (a veces parece necesario recordarlo).

 

Además, tenemos la certeza de ser las personas más indicadas para opinar sobre los problemas de nuestro campo y proponer soluciones (es más, estamos continuamente buscándolas). Opinamos, pero nos quedamos en la queja, en la expresión de nuestro sentir en las redes. No creamos espacios para organizarnos y mostrar nuestra fuerza y nuestro brillo como colectivo o, simplemente, la vida va tan deprisa que lo dejamos para más adelante. Lo grave está en que, en este postergar, los/as docentes hemos perdido mucho y la escuela ha perdido vitalidad, por mucho que -en ella- nos dejemos la vida. Así, con nuestra excesiva capacidad de adaptación, seguimos soportando lo que nos echen, demostrando a la administración que el sistema camina y olvidando que lo hace a costa de nuestra salud, de nuestra dignidad profesional y de la calidad educativa que nuestros/as alumnos/as merecen.

 

Y, en este punto, retomo lo de cuestionar el orden de las cosas, porque es muy bonito hablar de innovación, pero es decepcionante no poder aprovechar de verdad sus beneficios. Es frustrante no poder dedicar más tiempo a cada una de las personas a las que damos clase porque tenemos que atenderlos a todos/as (al menos un poco) y no debemos (ni queremos) dejar a algunos/as de lado. No podemos atender a las diversas necesidades en profundidad a pesar del intento. Vamos corriendo y no hay espacio, ni tiempo para detenerse porque tenemos a 30 alumnos/as más, unos objetivos que cumplir (aunque sea por encima) y muchos papeles que rellenar para justificar lo que hacemos, la inmensa mayoría, desvinculados de la práctica docente y sin ningún valor educativo.

 

Duele darse cuenta de que la dinámica del sistema invita a que te dediques a lo urgente y dejes de lado lo importante e indigna saber que hay muchos/as compañeros/as a la espera de trabajo disponibles para hacer una labor estupenda.

 

Quizás deberíamos trasladar la sensación de urgencia a nuestra Consejería de Educación porque urge revitalizar la escuela y las fórmulas para ello no pertenecen al terreno de lo utópico. Empecemos por disminuir nuestra ratio e incrementar las plantillas docentes, es la primera apuesta por la calidad de la escuela pública canaria, es el primer paso para construir una escuela con conciencia. Todo lo demás será bienvenido (cuando toque) y encajará sin sobresfuerzo y con oxígeno.

 

* Yanira Troya Montañez es miembro del Secretariado Nacional del STEC-IC

 

Última actualización Sabado, 07 de Abril de 2018 14:27:53
COMENTARIOS DEL ARTÍCULO


 He leído y acepto el Aviso legal y Política de privacidad

   Acepto recibir notificaciones de cambios y respuestas en los comentarios de esta noticia  Términos legales
Horario_Verano_2020
Banner_Blanco
Alquiler pisos docentes_New_Verde Claro
Licencias y Permisos_New_Verde_Claro
Banner_Bajas_New_Verde_Claro
Nombramientos_New_Verde_Claro
Recursos Educativos
Escuela Canaria
Campaña Bajada de Ratios
Preparación Oposiciones
Banner_Blanco
Temarios MAD 2018
Tablón alquiler de pisos
Suscripción a Boletines Informativos STEC-IC
Calendario Mujer 2020
Campaña_5x100_inversión

Galerías vídeos Ver más

¿Es posible bajar las ratios en Canarias?


¿QUIERES VER EL VIDEO?

Personaliza las cookies desde AQUÍ
El STEC-IC contrario a la vuelta a las aulas antes de septiembre


¿QUIERES VER EL VIDEO?

Personaliza las cookies desde AQUÍ
Guías Prácticas para el Profesorado


¿QUIERES VER EL VIDEO?

Personaliza las cookies desde AQUÍ
50 segundos nos bastan...


¿QUIERES VER EL VIDEO?

Personaliza las cookies desde AQUÍ

Galerías fotos Ver más

El STEC-IC celebra su XI Congreso reforzando su apuesta por la Educación Pública
40 Aniversario del STEC-IC
Contacta con el STEC-IC
Nueva sede del STEC-IC en Gran Canaria
NOTICIAS DESTACADAS
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES
© STEC-IC

Designed & developed by Cloud-Solution

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para obtener estadísticas sobre los hábitos de navegación del usuario, mejorar su experiencia y permitirle compartir contenidos en redes sociales. Usted puede aceptar o rechazar las cookies, así como personalizar cuáles quiere deshabilitar. Puede encontrar toda la información en nuestra Política de Cookies
PERSONALIZACIÓN DE COOKIES

Selecciona las cookies que deseas y presiona el boton "ACEPTAR", SOLO CREAREMOS LAS QUE SELECCIONES

COOKIES PROPIAS
NECESARIAS

Son las cookies para que la web funcione,
aquí se almacenan los datos de selección
de las cookies que aceptas o no.

COOKIES DE TERCEROS MARCAR Y ACEPTAR TODAS
ANALÍTICAS

Utilizadas por Google Analytics para recopilar información de forma global y comprender el
uso que se estás haciendo de nuestro sitio web, así nos ayudas a mejorarlo para ti.!

SOCIALES

Utilizadas por el plugin ShareThis y que puedas compartir en tus redes sociales favoritas
los contenidos de nuestro sitio web.

CLIKTOMAP

Utilizadas por el plugin click2map y que puedas conocer la localización exacta de nuestras
sedes en cada isla.

YOUTUBE

Utilizadas por Youtube para reproducir videos dentro de nuestra y que puedas disfrutar de
nuestros contenidos multimedia.