nombre banner
nombre banner
nombre banner
nombre banner
nombre banner
Inicio > Secciones > Acción Sindical > LOMCE > La LOMCE, desprecio a la labor docente (y 3)

La LOMCE, desprecio a la labor docente (y 3)

Jueves, 19 de Noviembre de 2015 12:58:43

La LOMCE, desprecio a la labor docente (y 3)Tercera y última entrega de la serie de artículos de opinión sobre la LOMCE publicados por la compañera Silvia Rodríguez Court, profesora de Alemán y miembro del Secretariado Nacional del STEC-IC.

 

La LOMCE camufla en su Preámbulo el ninguneo a la labor docente.

 

“Los principios sobre los cuales pivota la reforma son, fundamentalmente, el aumento de la autonomía de los centros, el refuerzo de la capacidad de gestión de la dirección de los centros, las evaluaciones externas de fin de etapa… (Sic)”.

 

Las consecuencias de dichos principios descritos son diversas:

 

La autonomía de los centros no existe.

 

La LOMCE oculta bajo el término “autonomía de un centro” la potenciación de la función directiva unipersonal. No hay relación entre autonomía de los centros y gestión democrática de los mismos. Se desvincula al profesorado de la comunidad educativa y de la organización y funcionamiento del centro educativo.

 

Dicha Ley vacía de todo tipo de competencias a los consejos escolares y a los claustros. Estos órganos no tienen capacidad decisoria. Se limitan a proponer, informar, valorar, y analizar.

 

Refuerzo unipersonal de la dirección en la gestión educativa.

 

La LOMCE le concede al director/a de un centro la facultad de gestionar los recursos humanos, materiales y financieros. Es más, al director/a se le atribuye la posibilidad de conformar su propio claustro. A través de distintas vías puede decidir la continuidad o no, así como la nueva incorporación de docentes en la plantilla de su centro.

 

La LOMCE contempla la especialización de los centros mediante un proyecto educativo, que presenta el director/a, estableciendo los requisitos y méritos específicos para los puestos ofertados. Asimismo está facultado para prorrogar las comisiones de servicios o nombrar nuevos funcionarios en las plazas vacantes. Es extremadamente grave que la LOMCE le otorgue también la competencia de aceptar o rechazar los nombramientos de personas de las listas de empleo. El profesorado interino es ahora más vulnerable y está aún más desprotegido.

 

Las evaluaciones externas de fin de etapa cuestionan la competencia profesional de los docentes.

 

La implantación de las reválidas, además de invadir competencias transferidas a los distintos territorios del Estado español y contribuir a la carrera de obstáculos para la titulación del alumnado, reemplaza la labor docente y la evaluación continua por la intromisión de actores externos que deciden sobre el progreso y la promoción del alumnado en el sistema educativo. La labor docente es nuevamente ninguneada, se desconfía y desprecia el seguimiento que realiza en el aula cualquier docente.

 

La LOMCE denigra la labor docente y provoca un progresivo deterioro de la satisfacción del profesorado.

 

Las condiciones laborales y profesionales empeoran. La LOMCE incrementa las ratios, elimina las medidas de atención a la diversidad y refuerzos educativos, ignora la voz y el voto del profesorado en el puesto de trabajo, obliga a cumplir con las directrices emanadas del director/a del centro, impide la evaluación al propio alumnado, etc. Si se le añade la pérdida del 40% del poder adquisitivo salarial y el resto de los recortes practicados, ¿dónde queda el reconocimiento y la dignidad de la labor docente? La drástica caída de la inversión en la Educación pública pone de manifiesto un abandono intencionado del servicio público y de los enseñantes.

 

La implantación de la LOMCE provoca traslados, movilidad forzosa y/o despidos. Materias que antes eran obligatorias son repentinamente optativas, y viceversa, o han desaparecido.

 

La LOMCE minusvalora y desprecia las enseñanzas artísticas, musicales, plásticas y visuales. Hay una reducción de materias de importante calado en el desarrollo de una ciudadanía democrática. Mientras, se oferta la Religión, como materia evaluable, hasta la etapa del Bachillerato.

 

El profesorado se encuentra aislado en el aula, lidiando al tiempo con todos los conflictos sociales, económicos y culturales de un alumnado igualmente desprotegido. Con la obligación de impartir conocimientos memorísticos desde la consideración legal de las asignaturas como compartimentos estancos. Un profesorado inmerso en una carrera dislocada por el rendimiento y unos resultados que ignoran el contexto y el proceso educativo.

Última actualización Jueves, 19 de Noviembre de 2015 13:04:40
COMENTARIOS DEL ARTÍCULO


   Acepto *  Términos legales

   Acepto recibir notificaciones de cambios y respuestas en los comentarios de esta noticia  Términos legales
Alquiler pisos docentes_New_Verde Claro
Oposiciones
Licencias y Permisos_New_Verde_Claro
Banner_Bajas_New_Verde_Claro
Nombramientos_New_Verde_Claro
Escuela Canaria
Banner_Blanco
Campaña_5x100_inversión
Banner_blanco
Roque Nublo - Faro Maspalomas
18 y 23 horas lectivas
Preparación Oposiciones
Suscripción a Boletines Informativos STEC-IC
Temarios MAD 2018
Tablón alquiler de pisos
Calendario coeducativo 2019

Galerías vídeos Ver más

Firma del Acuerdo sobre los Sexenios y otros complementos
40 AÑOS DE LOGROS... ¡Y MUCHO MÁS POR CONSEGUIR!
¡Jueves de Lucha! Los centros educativos se movilizan
Son tiempos de cambio. Juntos, serán mejores tiempos

Galerías fotos Ver más

Ocupación Inspección Educativa
40 Aniversario del STEC-IC
Contacta con el STEC-IC
Nueva sede del STEC-IC en Gran Canaria
NOTICIAS DESTACADAS
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES
© STEC-IC

Designed & developed by Cloud-Solution